Planeación

5 tips para organizar tu boda a distancia ¡sin wedding planner!

Cuando empecé a organizar mi propia boda, me encontré con una gran problemática que tuve que ir aprendiendo a resolver sobre la marcha, te cuento que mientras que mi esposo (en ese momento prometido) y yo nos encontrábamos viviendo en la Ciudad de México, decidimos que la boda sería en Nuevo León, Estado de donde ambos somos originarios.

Sabía que organizar una boda en la misma ciudad era algo muy estresante, pero definitivamente no tenía idea de lo que me esperaba cuando decidí que quería organizar nuestra boda por mi cuenta, sin ayuda de un (a) wedding planner, por lo que te quiero compartir éstos 5 tips que me ayudaron durante todo el proceso de la planificación y estoy segura que te pueden ayudar.

Tiempo para prepararte.



Sabemos que organizar una boda requiere (en algunos casos) de muchísima anticipación, sin embargo, he sabido de brides que organizan una boda en 5 meses y todo sale perfecto, en el caso de las bodas a distancia por lo general requieren ser planeadas con suficiente tiempo ¿por qué? Simple, casi toda la comunicación que tendrás con tus posibles proveedores para cotizaciones, dudas del servicio, paquetes, etc., será a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos o whatsapp, y te puedo asegurar que muchas veces si no coordinas tu llamada con el proveedor, puede que no te conteste si le llamas de imprevisto e incluso puede ser completamente al revés, el proveedor puede intentar comunicarse en un momento un tanto inoportuno para ti, ya sea que estés en el trabajo, en la ducha, en algún evento social y desafortunadamente no tienes la ventaja de decir «Mañana mismo me aparezco en su oficina para que me atienda», así que definitivamente toma nota de ésto.

Como experiencia particular, te cuento que cuando coticé mi servicio de fotografía y bebidas, envié correos a más de 20 proveedores y una vez que tuve todas las cotizaciones, empecé a descartar proveedores cuyas cotizaciones no me resultaban tan atractivas, no incluían lo que yo esperaba o simplemente estaba fuera de mi presupuesto y en muchos casos, tardaban entre 2 y 3 días en enviarme la cotización solicitada.

Delega tareas y confía en tus familiares.

Si tienes la ventaja de contar con familiares y/o amigos en la ciudad donde celebrarás tu enlace, te recomiendo que busques en qué tareas pueden apoyarte, nuevamente compartiendo mi experiencia personal, te cuento que mi mamá y una tía fueron a ver a cerca de 6 bandas con las cuales previamente yo había arreglado la cita, les expliqué la situación en la que me encontraba y te puedo decir que todos se portaron súper amables, una vez que mi mamá me ayudó a elegir el TOP 3 de las bandas que le pedí que viera, mi esposo y yo hicimos un viaje exprés a Nuevo León y agendé cita con los mejores 3 proveedores, además de todo, los proveedores siempre se acomodaron a mis tiempos y horarios, por lo que es importante que cuando cotices, comentes la situación en la que te encuentres para sensibilizar a tus posibles proveedores.

Revisa opciones en la ciudad en la que vives.

Es importante considerar que hay muchas cosas que podemos encontrar en la ciudad en la que vivimos, sin tener que esperarnos a llegar a la ciudad donde será la boda, no hablo de que compres los centros de mesa, pero si puedes empezar a revisar algunas opciones como recuerdos, invitaciones, mesa de regalos, pláticas prematrimoniales, todas las acciones anteriores pueden ser adelantadas directamente en la ciudad en la que vives, así que no esperes a que pase más tiempo y adelanta todo lo que puedas hacer previo al gran día.

ORGANIZACIÓN

Si, lo pongo en mayúsculas porque creo que la organización es uno de los factores más importantes a la hora de planear una boda a distancia, si no hay organización respecto a todo lo que conlleva la boda, puede ser que entonces la idea de contratar un wedding planner no sea tan mala.

En muchísimas ocasiones salía del trabajo y tenía que llegar a revisar qué pendientes tenía qué hacer de la boda, tuve un organizador que diseñé a mi medida con la finalidad de tener todo en orden, éso me permitió llevar un control adecuado de las cotizaciones que tenía pendiente, los pagos que debía realizar, cuánto me queda pendiente de pagar a cada uno de los proveedores, hay un sinfín de detalles que revisar y no se pueden tomar a la ligera.



Ideas y preguntas precisas

Éste punto también lo considero de muchísima importancia, para quienes hemos organizado bodas a distancia, sabemos a la perfección que cada minuto en la planificación de la boda vale oro, es por eso que les recomiendo que previo a cada reunión que tengan con sus posibles proveedores, traten de llevar una libreta donde lleven anotadas todas las dudas que les hayan surgido (si es que ya les compartieron una cotización), así como para platicarles qué es lo que ustedes esperan de ellos (al que no habla, Dios no lo escucha), la mayoría de los proveedores son súper accesibles y recuerden que al final del día lo que buscas es un facilitador que te pueda ayudar a que tu boda sea exactamente lo que siempre soñaste.

 

 

¿Qué te han parecido éstos consejos? ¿Organizaste tu boda desde otra ciudad? ¡Cuéntanos tu experiencia en la sección de comentarios!

Deja un comentario